DESCORTÉS

GASTRONOMÍA CON ALMA PIRATA

Descortés, Oyster and Caviar Bar, es un nuevo destino gastronómico en Bogotá para los amigos de la comida de mar y para los que no, también. Se trata de Descortés, un restaurante único porque tiene alma pirata y cuenta con una oferta muy variada de platos que evocan los siete mares.

Barra-3.jpg

No es broma. Cuando se lee la carta aparecen nombres de platos como ‘Y no quedaron ni los huesos’, ‘Yo también me baño’ o ‘Contra corrientes’. En este lugar todo es así, creativo y diferente, hasta su nombre: Descortés. El restaurante perfecto para aquellos que dicen “el mundo se divide en dos, los que adoran la comida de mar y los demás”.

Descortés es el tercer restaurante que abre el Grupo Seratta en Bogotá, tiene su sello creativo y de experiencias que alegran la vida. Está ubicado en la autopista norte con calle 114, en el segundo piso del edificio Invention Center, justo en la mitad de los otros restaurantes de este grupo como son Seratta Gourmand Market y Viva la Vida.

La cocina de Descortés reúne la tradición y diversión de la comida caribeña con una fusión de los sabores de las cocinas mediterránea y japonesa.  La especialidad son las ostras, pero también hay Alaskan King Crab, Cangrejo Azul y platos con nombres exóticos como ‘Y no quedaron ni los huesos’: esqueleto de pescado con mariscos apanados; o ‘Yo también me baño’, mezcla de mariscos en crema tandoori y con aire de cebollín y rúgula, entre otros.

Para quienes tienen intolerancia a los mariscos o simplemente no les gusta esta comida, Descortés, siempre muy cortés, les ofrece otras opciones con pato, cerdo, pollo, pescados y por supuesto, comida vegana, entre otros.

“De emociones y riesgos, así es la cocina de Descortés, pues la idea es innovar en cada preparación para tener una oferta de sabores únicos”, dice Jairo Palacios Ospina, Gerente del Grupo Seratta y creador del concepto.

Descortés sumerge a los comensales en un mundo de leyendas, impregnado de lujo, con un mobiliario en tonos azules y dorados que evocan el mar y los rayos sol. Todos los elementos visuales, copas, vasos, platos… cuentan historias de piratas.

De la crisis salen oportunidades

Descortés promete ser el refugio de los amantes de la comida con alma pirata, que buscan crear sus propios mitos, que se emocionan con los monstruos de leyenda, con el sonido del mar y de las garzas, con los aromas del buen vino, el sabor de la cerveza y la mixología con cocteles clásicos y de autor. 

A pesar de la pandemia, contra viento y marea, el Grupo Seratta decidió continuar con este proyecto bajo la firme convicción de que en las crisis se encuentran las oportunidades. Por eso, este grupo empresarial le apuesta una vez más a la diversificación, la innovación y al crecimiento como un compromiso con el país.

“La pandemia sacó lo mejor de nosotros. Confiamos en que en el 2021 las cosas mejoren para este nuestro sector que ha sido tan golpeado. Por eso, decidimos continuar con este proyecto, que venimos desarrollando desde hace un año, con el compromiso de los inversionistas y de todo el equipo de trabajo, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, generar empleo y brindarles nuevas experiencias a nuestros gourmands, al mejor estilo del grupo Seratta”, puntualiza Palacios Ospina.